#5días5ensaladas: Viernes, chayote, toronja y otras cosas

 

texto y fotos: Renata Lira (síganla en instagram, sigan su blog)

Hay ingredientes que tendemos a subestimar. Ingredientes que comemos desde niños, que nos gustan. Que incluso con solo olerlos viene a nuestra mente el recuerdo de un apapachador plato familiar, pero que por alguna extraña razón conocemos sólo una o dos maneras de usarlos. Creemos que así están bien: nos apegamos a la recetas familiares con incuestionable convencimiento. Nos cuesta trabajo imaginarlos de otra manera, no les damos chance de sorprendernos.

hojasana_recetas-5 dias 05 ensaladas.jpg

Así me pasaba con el chayote. Es un vegetal buenísimo: dulce-salado, jugoso. Se parece a muchos vegetales y a ninguno. De físico, podría ser pariente de las peras (pero con el premio de un hueso comestible al interior); de sabor, podría ser el resultado de un trío entre un pepino, un melón y una calabaza. Tiene cosas buenas de los tres pero al mismo tiempo es un vegetal propio, único.

En mi casa los chayotes se comían seguido y me encantaban. Se preparaban sólo de dos maneras: solitos, cocidos, calientitos con mantequilla y sal, o fríos con vinagreta y si acaso unas rebanadas de cebolla. Pero aquí va algo nuevo que se me ocurrió hacer con ellos.

Usé:

Chayote, aguacate, cebolla morada, toronja, parmesano.

El aderezo:

¼ taza de limón, ¼ taza de aceite de oliva, queso, pimienta molida.~