#5días5ensaladas: Lunes, ensalada de mercadito

 

texto y fotos: Renata Lira (síganla en instagram, sigan su blog)

hojasana_recetas-5 dias 01 ensalada.jpg

En el tema de las compras de comida soy un poco obsesiva. Voy, hasta a ocho lugares distintos dependiendo lo que vaya a comprar. A veces, más de una vez al mes por lugar. Se puede decir que, en promedio, dedico entre 3 y 5 horas semanales a esta actividad.

La razón no es porque compre grandes volúmenes de comida, sino que mi cerebro aloja una suerte de gps virtual —que neuróticamente sigo al pie de la letra (como un conductor de uber sigue al waze)— con las ubicaciones específicas de los productos que busco, los que prefiero y sus precios: aceite de oliva de batalla en el Costco; frutas y verduras básicas en la Comer; frutas y verduras especiales, en mercados; abarrotes a granel, en la central de abastos; orientales, en Súper Kise o en Uri; carne en La Universal, y así sucesivamente.

Los fines de semana los dedico por lo general a visitar los mercaditos de productores orgánicos locales (hay unos cuantos en la ciudad: mercado El 100, Foro Tianguis Alternativo, Mercado Alternativo de Tlalpan, Tianguis Alternativo Bosque de Agua). Ahí es donde compro el café, la miel, la trucha, el huevo y algunas hortalizas.

Con las hortalizas trato de variarle. Juego a encontrar algún vegetal perfecto para convertirlo en protagonista de una ensalada y lo complemento con ingredientes secundarios. Me gusta probar cosas nuevas (siempre hay alguna novedad) pero a veces también vuelvo a los clásicos que ya nunca faltan en mi bolsita ecológica.

hojasana_recetas-5 dias 01 jitomates.jpg

Esta semana volví, como muchas otras, a los jitomates criollos. Los más bellos, imperfectos y jugosos vegetales que se pueden encontrar en un tianguis alternativo. La manera más rica de comerlos (aunque van bien con mil cosas) es solitos, en rebanadas, con limón, sal de mar, pimienta y aceite de oliva. En esta ocasión, me dejé llevar casi inconscientemente por la paleta de tonos rojizos, amarillentos y verdosos que presentan estos descoloridos vegetales en su arrugada y deforme superficie.

Usé:

Jitomates criollos, brócoli, flores comestibles, espinaca bebé, lechuga sangría y piñones tostados.

Aderezo:

½ taza de aceite de oliva, ¼ taza de vinagre balsámico, ¼ taza de jugo de limón, 2 cucharadas de miel de abeja, sal y pimienta.~